Hotel & Croquet Club Quinta da Chaminé

Hotel & Croquet Club Quinta da ChaminéHotel & Croquet Club Quinta da Chaminé

Alentejo

Lo mejor para ver de Alentejo en Portugal

Alentejo en Portugal, es con toda seguridad, la más desconocida de este país, algo que le ha servido para preservar su patrimonio a día de hoy y constituirse como una de las zonas que más tiene que ofrecer a todo aquel que esté dispuesto a descubrirla. Lo ideal es que busques un alojamiento fijo en el Alentejo (Portugal) y vayas haciendo visitas de un día a los distintos puntos de interés. El Hotel & Croquet Club Quinta da Chamine, es un alojamiento ideal para este propósito ya que está situado en pleno corazón de esta región.

 



 

¿Qué ver en Alentejo haciendo turismo?

Las ciudades que coronan esta zona son Elvas y Évora y ambas tienen mucho que ofrecer a ofrecer a sus visitantes. Empezando por Elvas que se puede exprimir al máximo en una visita de un solo día. Para así, poder seguir explorando la región. ¡Hay tantos tesoros que descubrir en esta región!
Lo más destacable de Elvas son sus impresionantes fortalezas entre las que destacan la de Santa Lucía y la de Nuestra Señora de Gracia, ambas levantadas formando una estrella.

Otro plan imprescindible es visitar el impresionante lago de Alqueva que se encuentra al sur de la región. Este embalse es llamado por los habitantes de la zona El Gran Lago por su extensión. Su gran tamaño lo convierte en un lugar ideal para navegar o practicar deportes acuáticos. ¡Imprescindible quedarse en el embalse hasta el anochecer! Ya que el cielo nocturno que se puede ver desde esta zona tiene la categoría de patrimonio de la humanidad reconocido por la Unesco.

La otra ciudad estrella de la región es Évora que cuenta con el honor de haber sido la residencia real durante el siglo XV. Otra de las características que hacen única la ciudad son sus ruinas romanas, de las mejores conservadas en la actualidad.

 

Ruta turística por Alentejo

Tras conseguir un sitio dónde dormir en Alentejo lo mejor para disfrutar de esta increíble región es contar con un plan, la siguiente ruta puede ser una buena manera de empezar y aprovechar el tiempo.

La primera parada de este fascinante viaje será la fortaleza de Crato, rodeada de alcornoques y olivos. Cerca de esta bella obra arquitectónica encontrarás una playa fluvial en la que es posible darse un baño o hacer algún deporte acuático.

El siguiente punto para visitar no es otro que el pueblo de Arraiolos. Pintoresca localidad con unas fuertes raíces en la cultura árabe como se refleja en la estética de las fachadas de las viviendas. También cuenta con un altar en la Iglesia de la misericordia que es digno de una visita.

Por último, en esta ruta alternativa para visitar de forma concisa todo lo que da Alentejo que ver puedes ir a Beja. El paisaje es bastante diferente de lo que ofrece el resto de la región dotándolo de un encanto diferente. Podrás montar a caballo entre las viñas y probar la exquisita gastronomía de la localidad. 

 

Pueblos del Alentejo con encanto

Entre las localidades que pueblan la región de Alentejo, hay que destacar una en esta ocasión, Monsaraz. Si remontas el Guadiana y llegas hasta arriba del todo te toparás con un pueblo pequeño, rodeado por unas murallas de piedra que pese a sus años se mantienen aún intactas y en pie desde el día en que se construyeron. Monsaraz es un museo viviente que se ha mantenido impertérrito frente al pasar de los años ofreciendo a sus visitantes una sensación de viaje en el tiempo solo con pasear por sus calles y sumergirse en el ambiente que ofrece.

La entrada más habitual a este lugar es la Porta d´Alcoba desde la que se puede ver el castillo que vigila a todo el pueblo. Además del interior del pueblo, que es un monumento en sí mismo, es posible visitar un montón de monumentos megalíticos tales como dólmenes y menhires que se encuentran en los alrededores.

 

Visita el parque natural

Con enclave en el valle del río Guadiana, el parque natural do Vale do Guadiana ofrece unas majestuosas vistas del paisaje natural como los molinos de mareas en la ribera del río, rodeados por una frondosa vegetación mediterránea que llena las silvestres colinas pobladas por aldeas tradicionales y pequeñas.

En la zona más al norte del parque encontraremos el accidente geográfico principal del cauce del río, un punto donde la belleza natural y el encanto de la cultura local se mezclan para deleitar nuestros ojos con una belleza sin igual, el Salto del Lobo. Llamado así porque las formaciones rocosas de ambas orillas se encuentran tan cerca que parece posible cruzar el río de un salto.

Estas son algunas de las bellezas que te esperan en la región de Alentejo en Portugal, donde podrás ser partícipe de una gastronomía de primera propia de la región, los monumentos mejor conservados y conectados con la historia y unos paisajes naturales que quitan el hipo a cualquier persona que los llegue a contemplar. Visitar Alentejo es una obligación si se quiere conocer un poco más de los rincones más maravillosos del mundo.